• Querido profesor Sola: muy interesantes y esclarecedores todos los puntos de sus conclusiones del Congreso, pero incluso quizá se podría ir más allá de esa Europa sin fronteras que menciona, ya que en este mundo global, en donde las comunicaciones tienen el poder de saltar barreras-fronteras y convocar a miles de ciudadanos simultaneamente por todo el mundo, habría que pedir una gran casa de cristal a nivel mundial, en donde las fronteras no fuesen tales, sino lugares de encuentro y transmisión de culturas.
    Gracias, profesor por esos 10 puntos y final al Congreso “las cicatrices…”
    Saludos,

    • Sí. Un mundo entero de cristal. Sí. Pero ‘pedir’.. ¿A quién? ¿A los Reyes Magos? ¿Por qué no simplemente ponerlo en marcha? Un simple folio en blanco sirve para ello. Quizá da en ser la muy grande sorpresa de que se apea el 99% de las personas del actual mundo y pasa a formar parte de un muy otro mundo. Yo he firmado ya mi declaración de independencia personal hace…

      • “Pedir” en un sentido figurado; aquí, igual a desear, luchar por, “a por el todo”, que E siempre recuerda citando a QR. De hecho, los movimientos de “indignados” son ya una buena muestra de ese despertar y “no dejar de moverse”, mostrar la disconformidad cada vez mayor con este neoesclavismo en auge.
        Primer punto_primera propuesta de lucha ´pacífica:
        Decir radicalmente No al consumo descerebrado, y Sí a fomentar la reflexión y el análisis entre quienes nos rodean, mostrándoles la toxicidad choriza del conductismo publicitario que nos asedia.

    • Esme&#C, este es lanzamiento en casa de cristal, parece. Realmente, es una perversión de la racinalidad ese modelo conductista publicitario. Que hace analizar las cosas desde una perspectiva en ocasiones aberrante o distorsionadora. Que pretende convertir al individuo, a la persona individual, en un mini-modelo de empresa productiva, con una agenda prestigiosa y extensa y sus optimizaciones en ocasiones delirantes por lo minuciosas, y su contabilidad personal. Ahogando en el proceso mismo los contenidos humanísticos, del sentimiento y la sensibilidad, del gusto, la perspectiva que lleva, al menos, a la posibilidad de piedad, pues de una guerra parece que se trata y en una guerra no puede haber piedad. El sans pitié, marsellés-berberisco, aplicado al análisis y abordaje de una realidad social cada vez más móvil, alentada, si no forzada por el imperativo cada vez más propagandístico-publicitario de competitividad, tal empresa productiva individual, a la rentabilidad y el beneficio o la caricaturesca ventajilla, que dicen moralistas y economistas, que tal vez debieran ser la misma cosa o área de conocimiento que dicen los departamentos universitarios burocráticos y poco festivos. Pues eso, la galeota corsaria como imagen o emblema de la modernidad, que pudiera ser una propuesta de análisis transversal, que dicen, a ver qué pasa.

    • Del sombrero de copa de la Maga Esmeralda sale ya un punto o primera propuesta concreta. El ‘modelamiento’ (condicionamiento) humano. Visto esto meramente desde lo hoy vigente, tal como lo que consta signado en la famosa inoperante Carta Magna, dícese meramente crimen de lesa humanidad. Todo lo que compete a este apartado o primer punto, concerniente a cargos, no lo terminaría jamás de poder escribir ni Cervantes, hecho eterno a este propósito por alguna fuerza mayor. Del profesor #E salen también unas cuantas. Al matemático músico #C seguro que alguna también se le pasará por la mente. De modo que las cosas que no están en el mundo todavía, o están sin que lo parezca, toman cuerpo, están, donde antes no estaban. Así comienza todo. Temiendo alargarme aquí, creo que continúo dentzro de un rato per de tú a tres, vía Bernabé o Facundo, Camella Ensimismada. ABRAZO | III