Esmeralda de Luis y Martínez's Documentos

IV.06 El arrepentimiento de una pecadora

IV.06 – EL ARREPENTIMIENTO DE UNA PECADORA_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

"... Mientras tanto, volvamos a Mohammad Ibn El-Kâmel . El narrador nos ha contado que, un buen día, éste se presentó ante Baïbars, le besó la mano y le dijo: - Y bien, mi señor, ¡se diría que me has olvidado! Recordemos que Mohammad Ibn El-Kâmel, al igual que Hayîch y sus bayaderas, se habían instalado en el palacio de Baïbars; pero este último estaba tan ocupado con los asuntos de la administr... »

IV.05 Una buena broma

IV.05 – UNA BUENA BROMA_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

"... A la mañana siguiente, Otmân se proveyó de una tienda de tela y de todo lo necesario para instalarla, luego tomó el camino de Mahalla en compañía de los palafreneros. Unos días más tarde, ya próximos a la ciudad, Otmân montó el pabellón, cubrió el suelo de alfombras, instaló un trono en el sitio de honor y allá que se fue a sentarse, vestido con el manto de gala de Baïbars, y tocado con su en... »

IV.04 Los enredos de Otmân

IV.04 – LOS ENREDOS DE OTMÂN_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

"...- ¡Sus! ¡Venganza por el honor de Dios! ¡La corrupción ha irrumpido entre los fieles! ¡Eso del despelleje es una innovación perversa! ¡toda perversión conduce a la perdición, y la perdición al fuego eterno! El Señor, glorificado sea, sólo ha prescrito la decapitación, la crucifixión y la amputación de los miembros: sólo de eso se habla con claridad en los textos sagrados; pero el Señor jamás h... »

IV.03 La balada de los despellejados

IV.03 – LA BALADA DE LOS DESPELLEJADOS_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

"... Otmân salió de casa del visir muy poco satisfecho con los pasos a seguir que este último le había trazado. Seguido de sus palafreneros, y llevando el dinero del impuesto, las cabezas de los beduinos y el pellejo, partió hacia el serrallo de Bâdîs El-Subki para pasar allí la noche; pero antes de irse a dormir, se ocupó en rellenar de paja las cabezas y el pellejo de Jidr. A la mañana siguient... »

IV.13 Sólo ante el peligro

IV.02 – UN EXTRAÑO SUPLICIO_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.02 - UN EXTRAÑO SUPLICIO_La cabalgada de los Hijos de Isma'il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES "Al día siguiente, Baïbars entró en el salón del Consejo, seguido de los oficiales y de los notables. El carpintero trajo el potro que había realizado perfectamente, conforme al plano trazado por Baïbars. - Soldado, ¿es esto lo que querías? –le preguntó. Baïbars, una vez rev... »

IV.01 Sangre en el desierto

IV.01 – SANGRE EN EL DESIERTO-La cabalgada de los hijos de Isma’il-AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.01 - SANGRE EN EL DESIERTO-La cabalgada de los hijos de Isma'il-AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES "Los cuatro mil mamelucos de Baïbars, además de los dos mil reclutas de Mahalla, se habían vuelto a reagrupar. La tierra estaba regada de cadáveres, que ya comenzaban a pudrirse, así que los soldados se pusieron a despejar un sitio entre aquella carnicería, en donde el emir ... »

III.35 - Disturbios en Mahalla

TOMO IV_LA CABALGADA DE LOS HIJOS DE ISMA’IL – PRESENTACIÓN E ÍNDICE.

IV ENTREGA: LA CABALGADA DE LOS HIJOS DE ISMA'IL - PRESENTACIÓN E ÍNDICE. "La particular estructura de las "Aventuras de Baïbars…", que se entronca, en cierto modo, con nuestros folletines, se concibió para permitir al lector –o, más bien, al oyente, puesto que se trata sobre todo de una obra para ser relatada en público en alta voz- entrar en el relato en cualquier momento, sin que por ello pudi... »

III.43 - La danza de la muerte

III.43 – La danza de la muerte_LOS BAJOS FONDOS DEL CAIRO_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

III.43 - "La danza de la muerte" "... Hayích se marchó hasta su jaima y allí estuvo mientras vestía a sus bailarinas, tal y como Baïbars le había ordenado. Cuando salieron, Jidr le preguntó: - Eh, bayadera, ¿qué es esto? - Es una pantomima: de un lado, Jidr El-Buhayri y su ejército, y del otro, Baïbars y sus mamelucos, dispuestos todos ellos a entrar en combate. - Tuuuu, por el sheij Abu A... »

III.42 - En la boca del lobo

III.42 – En la boca del lobo_LOS BAJOS FONDOS DEL CAIRO_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

III.42 - "En la boca del lobo" "... mientras los bailes y los festejos continuaban con general alegría en el campamento de Jidr, el emir Baïbars llegó con sus hombres. Colocó a unos cuantos en torno a la jaima de Jidr, preparados para intervenir en cualquier momento, y él, entró, acompañado de los dos Saqr, y los palafreneros de Otmân. Jidr estaba sentado en el sitio de honor; parecía un búfal... »

III.41 - La mosca de Baïbars

III.41 – La mosca de Baïbars_LOS BAJOS FONDOS DEL CAIRO_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

III.41 - "La mosca de Baïbars" "... Mientras tanto, Mohammad Ibn El-Kâmel había regresado al campamento de Jidr. Se fue a llevarle la nafta y el aceite, y luego volvió a la jaima de Hayích. - ¿Tú por aquí otra vez, desgraciado? –exclamó Hayích al verle llegar. - Sí, mi Señora. - ¿No te había dicho ya que eras como la falsa moneda, que nadie se agacharía a recogerla? ¿Cómo te las has apañad... »

Página 1 de 17123»