rawiyín

IV.14 El bonete bendito

IV.14 – EL BONETE BENDITO_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.14 - EL BONETE BENDITO "... Y cuando el capitán Jamr hubo pedido ayuda al Altísimo, escuchó una voz que le susurraba al oído: “Sé valiente, capitán Jamr, pues el valor viene de Dios, el muy Santo, y ponte el bonete de hojas de palma que, con el permiso de Dios, te volverá invisible a los ojos de los infieles”. Entonces, Jamr sacó el bonete bendito de su bolsa y se cubrió la cabeza con él, pron... »

IV.13 Sólo ante el peligro

IV.13 – SÓLO ANTE EL PELIGRO_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.13 - SÓLO ANTE EL PELIGRO "... Una vez solo, el capitán Jamr entró en la ciudad… Parecía una villa rica y próspera, protegida por todas partes con sólidas fortalezas; daba la impresión de estar al abrigo de cualquier sorpresa. Jamr se fue a alquilar una habitación a una posada, y allí se instaló para pasar la noche. Al día siguiente, se despertó temprano, cumplió con sus obligaciones de buen m... »

IV.12 La misión del capitán Jamr

IV.12 – LA MISIÓN DEL CAPITÁN JAMR_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.12 - LA MISIÓN DEL CAPITÁN JAMR El narrador siguió contando a los oyentes la historia de los musulmanes cautivos en Yânisa… "… El rey El-Sâleh concedió hospitalidad al cautivo durante tres días; al cuarto, lo convocó al Consejo, le colmó de favores y le dio permiso para marcharse. Una vez que se hubo ido, el rey perdió conciencia del mundo de aquí abajo y se sumió en la contemplación de las c... »

IV.10 Los funerales del sheij 'Aly

IV.10 – LOS FUNERALES DEL SHEIJ ‘ALY_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.10 - LOS FUNERALES DEL SHEIJ 'ALY "... Baïbars se llegó hasta la mezquita en donde, después de purificarse, hizo la oración. Luego, pasó el resto del día deambulando por la ciudad, y no regresó al palacio del gobierno hasta bien entrada la noche. Se retiró a su habitación, sin cruzar una palabra con nadie; se tendió en el lecho y se durmió. A la mañana siguiente, Baïbars no se despertó hasta q... »

IV.09 En la mezquita del desierto

IV.09 – EN LA MEZQUITA DEL DESIERTO_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.09 - EN LA MEZQUITA DEL DESIERTO "... Baïbars perdió el conocimiento, y cuando volvió en sí, vio que se encontraba en medio de una inmensa planicie desértica y grisácea, que se extendía hasta donde se perdía la vista, sin una brizna de hierba verde, ni un perro ladrador, o el simple cacareo de un gallo. Ante ese panorama, se le encogió el corazón: aquel lugar tenía algo de horrible y depriment... »

IV.08 – UN HOMBRE DE DIOS_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.08 – UN HOMBRE DE DIOS_La cabalgada de los Hijos de Isma’il_AVENTURAS DE BAÏBARS Y SU FIEL ESCUDERO FLOR DE TRUHANES

IV.08 - UN HOMBRE DE DIOS "... El anciano era tal y como se lo habían descrito los tres sheijs: vestido de harapos, y con un aspecto de lo más miserable; parecía tan frágil, que al verlo se hubiera dicho aquello de que “¡ése se cae con que lo empuje un poco el gato!”. Y a pesar de todo, uno se daba cuenta de que era un hombre bueno y piadoso; en la frente llevaba la marca de la oración, lo que pr... »

III.00 - PRESENTACIÓN de

III.00 – Presentación de “Los bajos fondos del Cairo” – Vol. III de “Las aventuras del emir Baïbars y de su fiel escudero Flor de Truhanes”

Breve guía para uso de quienes no hayan leído las entregas precedentes La particular estructura de las Aventuras de Baïbars…, que se entronca, en cierto modo, con nuestros folletines, se concibió para permitir al lector –o, más bien, al oyente, puesto que se trata sobre todo de una obra para ser relatada en público en alta voz- entrar en el relato en cualquier momento, sin que por ello pudiera se... »