GRANVELA Y LOS ESPÍAS: LA RELACIÓN DE LAS PERSONAS QUE SIRVEN EN CONSTANTINOPLA DE DAR AVISOS, DE ALONSO SÁNCHEZ, MARQUÉS DE GROTTOLA

Descripción / Resumen:

Cuando el 7 de abril de 1571 muere Pero Afán de Ribera y Portocarrero (1509-1571), será el cardenal Granvela quien le suceda al frente del virreinato, en el momento decisivo de las últimas negociaciones para la creación de la Liga Santa antiturca… Una de sus primeras preocupaciones fue poner orden en el complejo mundo de los espías en Levante, que por aquel entonces debió de ver que resultaba fundamental.

Fruto de ese interés, que se refleja en algunas de sus cartas de ese momento, es el informe de Alonso Sánchez sobre la red de agentes secretos de Felipe II en Estambul, la que uno de sus miembros llamó la conjura de los renegados.

***

 En el marco del interés del Archivo de la Frontera por la literatura de la información – literatura de avisos, literatura de la frontera – queremos traer aquí algunas cartas de Antonio de Granvela en las que aparece esta preocupación por la información, aunque no queremos reducirlas a un fragmento mínimo aislado de dichas cartas, en las que se capta su perfil de hombre de estado…

En ambas cartas del cardenal Granvela, en plenos preparativos militares previos a Lepanto, la preocupación por la información es primordial; pero se enmarca en un análisis de la realidad y en una acción global de gobernante de amplia perspectiva y con continuos planteamientos de hombre de estado, sin duda muy apreciados en la corte hispana: las referencias a los asuntos financieros, a la carencia de dinero en el reino y a la estrechez de sus mercaderes que si se les aprieta podrían “romper sin remedio” o quebrar; la alusión a la sequía y la mala cosecha de trigo, que puede hacer que “haciendo aquí tanto bizcocho se podría hambrear la tierra”, inconveniente y peligro “que Vuestra Majestad mejor entiende”; la necesidad de controlar que no se carguen las galeras con gente inútil, “que comen las vituallas con poco o ningún servicio”; ese comentario personal cifrado de la importancia del dinero (las gracias papales) como fundamental en el negocio de la Liga, o la misma advertencia que hace sobre los espías que “son de mucho gasto y poco servicio”, aunque considerando que el gasto en información y en buenos espías es gasto “tan necesario”.

Todo el texto epistolar de Granvela tiene ese tono sapiencial y práctico al mismo tiempo que le muestran como ese hombre de estado que es, y que sin esfuerzo aparente alguno consigue puntos de vista juiciosos de experto en el arte de gobernar: “Arruinando los vasallos, el daño principal cae sobre el Príncipe, pues en una Necesidad no puede ser después de sus súbditos ayudado como sería menester”. O finalmente, ese juicio personal que hace sospechosos a los de Ragusa – como también se utiliza con los venecianos en momentos de especial tensión – que expresa con justeza al referirse a un secretario raguseo que anda por Nápoles y al que Granvela hace espiar por ver si escribe a escondidas: “Para mí tengo mucho que éste esté aquí para dar aviso al Turco de lo que pasa, dependiendo aquella República (de Ragusa) tanto del dicho Turco, y haciendo con él sus negocios, [y para] contentarle de lo que puede”.

El resultado de este interés por la información del nuevo virrey de Nápoles Granvela, a la muerte repentina del anterior virrey Perafán de Ribera, fue el informe del contador Alonso Sánchez, que veremos a continuación.

Este es el inicio de una serie de mini-repertorios documentales sobre el cardenal Granvela con ocasión de la celebración de su centenario este año, y en relación con un encuentro que se celebrará en Valencia con esta ocasión el 11 y 12 de diciembre en el Istitut Français. Nuestros saludos desde aquí a Júlia Benavent.

01-GRANVELA Y LOS ESPÍAS

02-GRANVELA Y SANCHEZ-INFORME ESPIAS LEVANTE

Ficha Técnica y Cronológica

  • Personajes: Felipe II, Antonio Pérez, secretario Vargas, Cardenal Granvela, Alfonso de Ávalos marqués de Pescara, Gabriel de la Cueva duque de Alburquerque, Conde de Landriano, Conde de Sarno Francesco Coppola, Paulo Sforza, Diego Guzmán de Silva embajador en Venecia, Veedor Zuazola, Veedor Morillo, Perafán de Ribera duque de Alcalá, ingeniero Juan Tomás Sacala, Duque de Florencia, Cornelio Bentivoglia, Ascanio de la Corgna, Carrillo de Quesada, Alonso Pimentel, Juan de Cardona, Gran Turco, Uchalí, Juan María Renzo, Adam de Franchis, Luca Rinier, Juan Popilesco, Mitelo Caracciolo, Julio César Caracciolo, Ferrante del Abbad, Aurelio Santa Croce, Mostafá Genovés, Morataga Genovés, Hamet Arráez, Juan Sarnibal, Cayn de Salin, Ambrosio Judice, Francisco Baca, Juan Tomás Saeta, Aníbal Prototico, Juan Miniote de Otranto, Baltasar Prototico, Francisco Bifoli, Lope de Mardones,
  • Palabras clave: , , , , , , , , ,
  • Autor de la fuente: Antonio Perrenot cardenal Granvela, Guzmán de Silva, Alonso Sánchez,
  • Título de la fuente:
  • Impresor:
  • Ediciones / Ediciones Críticas:
  • Archivo de procedencia: Archivo General de Simancas / Volumen: - Sección: Estado - Legajo: 1060, 1073, 1329, 487, - Documentos: 1060 (25, 27, 129), 1329 (57), 1073 (68), 487 (122, 169),
  • Tipo de documento:Carta,Relaciones / Estado: Transcripción,Actualización,Completo,Fragmento
  • Época: Moderna / Siglo: XVI DC / Año: 1571
  • Zona geográfica: Mediterráneo,Eurasia / Localización: Nápoles, 9 y 19 de mayo de 1571, Venecia, 2 de junio de 1571.

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder