DE LA VIDA Y COSTUMBRES DE LOS TURCOS. Capítulo 10: “De las escuelas que tienen los turcos”, “De los ejercicios de la juventud turquesca”, “De los oficios y junta de oficiales”, “Del ejercicio que los turcos tienen en tirar el arco” y “De la caza y ejercicio que en ella tienen”

Descripción / Resumen:

crónica vida y costumbres turcosEl capítulo 10, “De las escuelas que tienen los turcos”, “De los ejercicios de la juventud turquesca”, “De los oficios y junta de oficiales”, “Del ejercicio que los turcos tienen en tirar el arco” y “De la caza y ejercicio que en ella tienen”. El que figura como capítulo 10 es un conglomerado de rotulillos que aparecen tanto en los encabezados de cada página por sus dos caras, recto y vuelto, como en títulos incluidos en el texto mismo con letras más resaltadas. Se considera un único capítulo porque la numeración siguiente, [capit.] 11, se titula: “Las mujeres de Turquía son en gran manera hermosas”.

 Capítulo 10: De las escuelas que tienen los turcos

Algunos escriben que no tienen escuelas porque,
entre tanta barbarie,
no puede haber buenas letras, ni estudio y profesión
de humanidad;
mas, con todo esto, debemos dar mayor crédito
a los que han estado mucho tiempo entre ellos
y dicen lo que vieron.

[A pesar de la fama de barbarie, tienen escuelas según testimonios autorizados]

León Clavio escribe que los turcos tienen escuelas
para enseñar a leer y escribir a los niños y a las niñas;
y cuando estos saben, los acomodan a otros negocios.
Bien es verdad que no profesan los estudios de humanidad,
como en otro tiempo florecieron en Grecia.

En su bárbara lengua llaman a las escuelas Ochuma Chirlen,
a los maestros Hogsialar;
los que sabiendo leer y escribir en su lengua
quieren proseguir mayores cosas, se ejercitan
en las banísimas ciencias judiciarias,
muy de propósito aprenden astronomía , astrología,
Phisonomia y Quiromancia;
con estos embelecos se jactan de que, en viendo cualquiera persona,
saben todo lo que le tiene de suceder en el discurso de su vida
y que conocen los íntimos y ocultos secretos
de los corazones humanos.

Los astrólogos judiciarios deben ser tenidos por engañadores aunque algunas veces digan verdad

Y otras cosas semejantes, que ordinariamente están reservadas
a la alteza de la sabiduría y ciencia de Dios todopoderoso,
cuyos juicios son inaprensibles e investigables
los medios con que los dispone la divina providencia.
Por esto nadie con razón debe llamar a esta astrología
ciencia sino embeleco y engaño,
pues ni se confirma con razón alguna ni se funda en experiencia,
ni se prueba con autoridad de sabios, antes los filósofos
la destierran de las escuelas como a vana.
Las leyes imperiales las prohíben,
los decretos de los sumos pontífices la condenan
y los juicios de todos los teólogos la reprehenden.

011-TEXTO-Cron-Turca-BNM-capit-10

 

 

Archivos Adjuntos

Ficha Técnica y Cronológica

  • Personajes:
  • Palabras clave: , , , , , , , , , ,
  • Autor de la fuente:
  • Título de la fuente:
  • Impresor:
  • Ediciones / Ediciones Críticas:
  • Archivo de procedencia: Biblioteca Nacional de Madrid / Volumen: - Sección: - - Legajo: Manuscritos, 2794 - Documentos:
  • Tipo de documento:Crónica / Estado: Transcripción,Actualización,Fragmento
  • Época: Moderna / Siglo: XVI DC / Año:
  • Zona geográfica: Eurasia / Localización:

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder