UN PROYECTO PARA QUE FELIPE II SE HAGA SEÑOR DE QUÍOS A TRAVÉS DE LOS JUSTINIANO

Descripción / Resumen:

Windmills-of-Chios-1140x530

Siempre es una sorpresa encontrarse un documento traspapelado en un legajo que en principio no es el suyo, y con frecuencia es una sorpresa agradable. Esto sucede con el documento nº 1 del legajo 470 de la sección de Estado de Simancas; los documentos de ese legajo son de los años 1541-1543 casi todos, menos algunas excepciones, como este mismo que parece ser de los años sesenta o setenta del siglo XVI, de la época de Felipe II, pues en el texto mismo se habla del Emperador de feliz memoria, refiriéndose a Carlos V.

 Es un informe sobre la posibilidad de que Felipe II pueda hacerse con el control de Quíos, a través de la familia genovesa Justiniana, en una operación semisecreta, de alguna manera, pues significaría el control sobre las rentas generadas en la isla. El coste de la operación está calculada en unos 40.000 ducados, más algunos gastos menores para facilitar las gestiones de su promotor, un tal Luis Tronulo, que se ofrece a viajar a Roma o a Estambul para facilitar el negocio. Es un plan imaginativo de estas gentes de frontera, típico de la época, y para ello facilita los datos documentales que ve oportunos: la historia de la instalación de los Justiniano en Quíos, el régimen de tenencia que tuvieron tanto con la Señoría de Génova – alquileres de 19 en 19 años – como con los turcos – pago anual de 14.000 ducados como alquiler personal al sultán – y la posibilidad actual de renovar esa tenencia por medio de sobornos a los bajás de Estambul.

 Es de particular interés el ejemplo que pone el autor del plan como alegación ante los turcos del control de Quíos por el rey de España, recordando las razones que había dado Carlos V a Solimán para la conquista de África (Mehedía), en la costa tunecina, a pesar de las treguas que existían entre ellos; los imperiales defendían que la toma de África no rompía las treguas pues se hacía contra Dragut, que actuaba al margen de Solimán en principio, con sus ataques corsarios a los imperiales; por lo tanto, si Solimán consideraba a Dragut súbdito rebelde, no habían roto las treguas; y si lo consideraba amigo, era el propio Dragut quien había roto las treguas, y no los imperiales, con sus ataques previos a la toma de la ciudad por estos.

El plan de Luis Tronulo, en connivencia con Nicolo Justiniano en principio, suponía buscar financiación, bien por parte de Felipe II, bien con ayuda de un Jubileo que concediera el papa para ello, para hacer llegar a Justiniano los 40.000 ducados que necesitaba para hacerse con la renovación de su concesión anual sobre Quíos en Estambul, con los enlaces que allí tenía y los procedimientos que conocía a través de los bajás de la corte otomana. Ese dinero se podía considerar una inversión, pues las rentas de Quíos suponían el doble de esa inversión, unos 80.000 ducados.

 Al margen de su realización misma, es un ejemplo inmejorable de esos negocios secretos de su majestad católica, que a tanta gente de frontera tenía movilizada.

Felipe II y Quios por medio de Nicolo Justiniano-sin fecha

 

 

Ficha Técnica y Cronológica

  • Personajes: Felipe II, Carlos V, Nicolo Justiniano, Luis Tronulo, sultán Mahamet el Conquistador, sultán Solimán, Dragut,
  • Palabras clave: , , , , , , ,
  • Autor de la fuente: Anónimo
  • Título de la fuente:
  • Impresor:
  • Ediciones / Ediciones Críticas:
  • Archivo de procedencia: Archivo General de Simancas / Volumen: - Sección: Estado - Legajo: 470 - Documentos: 1, 2,
  • Tipo de documento:Discurso,Manuscrito / Estado: Transcripción,Actualización,Completo
  • Época: Moderna / Siglo: XVI DC / Año:
  • Zona geográfica: Mediterráneo,Eurasia / Localización:

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder