DE LA VIDA Y COSTUMBRES DE LOS TURCOS. Capítulos 17 y 18: Del gobierno que en paz y guerra tienen los turcos…

Descripción / Resumen:

Crónica_turquesa_Manuscrito__9

Crónica_turquesa_Manuscrito__9

Capítulo 17: Lo que debemos hacer los católicos oyendo estos lastimosos ejemplos de la diabólica tiranía turquesca: este capítulo es una especie de transición a una segunda parte de la crónica en donde se va a centrar en el gobierno y el ejército de los turcos, capítulos del mayor interés ya para la inteligencia imperial habsbúrgica o cristiana… Sus tintes o perfiles panfletarios, con tonos bastante truculentos, sirven de transición a esa segunda parte que se inicia con el capítulo 18, ya de gran interés: “Del gobierno que en paz y guerra tienen los turcos”.

Para dar a entender con qué el Gran Turco gobierna su amplísimo estado,

en su casa y fuera de ella, será bien tratar de los magistrados

antes que entremos en la milicia,

y después diremos del orden y modo de ordenar su ejército.

 

Diván, es el audiencia o supremo tribunal

 

El supremo magistrado de este gran imperio es un Quatuorbirato

que consta de cuatro príncipes consejeros

que cuatro veces en la semana se juntan en el Diván, que es el supremo tribunal;

aquí se da audiencia a los embajadores de los príncipes y se despachan

negocios muy importantes, y se juzgan las causas que por vía de apelación

se presentan ante el Gran Señor; aquí también se oyen las peticiones

de los que algo pretenden y las refieren al mismo Gran Turco.

 

Visir Bajá

 

Este magistrado se llama Visir Bajá; ponen en él hombres muy insignes,

prudentes y muy doctos en las leyes municipales y del reino,

cursados en despachar negocios. Hay en el Diván

una ventana cubierta con un velo a donde el Gran Señor se pone secretamente

y con atención oye las peticiones de los negociantes y lo que los visires decretan.

Esto hace para que entiendan los jueces de tan arduos negocios que está presente

para dar premio o pena a los que lo merecieren.

En este tribunal preside el más antiguo, tiene el sello del Gran Señor

y dicta lo que se decretó al Gran Chanciller, y este a los notarios.

 

Convite que hacen los Visires a los negociantes. Vease [cap.] 3.

 

Hecho esto, comen los Visires Bajás y dan una pública comida

a todos los negociantes; el convite no es superfluo sino suficiente;

danles carnero asado, arroz, pan y agua.

 

[Diferentes lenguas en que despachan]

 

Como en este amplísimo estado hay tan varias naciones,

es necesario que tengan diversos notarios y vicecancilleres;

a los griegos e italianos despachan en lengua griega,

a los húngaros, moldavos, valachios, esclavones y reguseos,

en lengua rutena o rosolana;

en turquesco despachan a los árabes y persianos.

***

017-TEXTO-Crónica-Turca-BNM-capit-17

018-TEXTO-Crónica-Turca-BNM-capit-18-gobierno

 

 

Ficha Técnica y Cronológica

  • Personajes:
  • Palabras clave: , , , , ,
  • Autor de la fuente:
  • Título de la fuente:
  • Impresor:
  • Ediciones / Ediciones Críticas:
  • Archivo de procedencia: - / Volumen: - Sección: - - Legajo: - Documentos:
  • Tipo de documento:Crónica,Manuscrito / Estado: Transcripción,Actualización,Fragmento
  • Época: Moderna / Siglo: XVI DC / Año:
  • Zona geográfica: Mediterráneo,Eurasia / Localización:

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder