Un Hijo del Pueblo: Las jornadas de julio [de 1854]. (Una crónica anónima de otro 15M en el pasado ciudadano español), por Pablo Sánchez León y Germán Labrador

Descripción / Resumen:

Hijo del pueblo-01-portada

Un Hijo del Pueblo:  Las jornadas de julio [de 1854] (Una crónica anónima de otro 15M en el pasado ciudadano español).  Edición e introducción de Pablo Sánchez León. Ensayo de Germán Labrador Méndez.  Madrid, 2018, Postmetropolis Editorial, 300 pp. ISBN: 978-84-948088-1-4.

La edición de la crónica de los tres días de levantamiento popular en Madrid en julio de 1854 que supuso la caída del gobierno de Luis José Sartorius, conde de san Luis (1820-1871), y la inauguración de un bienio liberal, está en la base de este libro de alguna manera trinitario, a tres manos, las de Un Hombre del Pueblo, Pablo Sánchez León y Germán Labrador Méndez. De alguna manera, un homenaje particular al 15M de 2011, con el que, salvadas las distancias, se pueden encontrar paralelismos muy sugestivos.

 Un lunes de toros y con el telón de fondo del himno de Riego, por entonces prohibido, el pueblo se manifiesta y comienza a actuar tras el fracaso de un gobierno moderado. La primera acción de esa revolución de julio de 1854 fue en la Puerta del Sol, con la toma del palacio de la gobernación, que fue respetado en su interior por los asaltantes, tras actos de confraternización con los soldados que lo guardaban. Luego se dirigieron contra el personaje más odiado por la gente, la Reina Madre. María Cristina, la Reina Madre, había sido regente del reino a la muerte de Fernando VII y hasta 1840, que es sustituida en la regencia por el general Espartero. Ya viuda, se casó con el guardia de corps Agustín Fernández Muñoz y con él, como duquesa consorte de Riansares, con Grandeza de España, desde su vuelta del exilio en 1544, había influido mucho en la corte y sobre todo había participado en numerosos negocios muy lucrativos y se había hecho muy impopular por ello. Tráfico de influencias y corrupción, lo normal al parecer en aquel tiempo de grandes obras públicas por la construcción del ferrocarril y la expansión de la ciudad. A ella se refiere El Hijo del Pueblo como “ese fatal personaje a cuya ambición, a cuyo egoísmo, a cuyas malas pasiones ha debido España males incalculables” (p.38). Su palacio estaba en el actual Centro de estudios políticos y constitucionales, en la calle Bailén con Torija y la plaza de la Marina española, de donde tuvo que salir vestida de hombre a ponerse a salvo en el palacio real, ante la multitud que se había congregado ante la fachada que terminó apedreada y con todos los cristales rotos, antes de que por la noche fuera saqueado el palacio mismo y muchos de sus muebles y obras de arte ardieran en una pira. Otras residencias fueron asaltadas y saqueadas, como la de José Salamanca, que salió al exilio tras estas jornadas, una de las figuras más destacadas de la corrupción de los años cuarenta, o la del propio Sartorius en el paseo del Prado; su origen familiar polaco sirvió para designar a la gente de su gobierno y confianza, los polacos.

***

Enhorabuena desde aquí a la editorial y los autores de la edición y glosa de esta fuente impresa, a la vez clásico mínimo de los que nos gustan en esta plataforma del Archivo de la frontera.

 

Hijo del Pueblo-La revolución de julio de 1854

Ficha Técnica

  • Temática: Edición de una crónica anónima de los tres días de julio de 1854 en los que un Madrid insurrecto hizo cambiar el gobierno conservador a la reina Isabel II.
  • Palabras clave: , , , ,
  • Zona geográfica: Eurasia
  • Cita Bibliográfica: Un Hijo del Pueblo: Las jornadas de julio [de 1854] (Una crónica anónima de otro 15M en el pasado ciudadano español). Edición e introducción de Pablo Sánchez León. Ensayo de Germán Labrador Méndez. Madrid, 2018, Postmetropolis Editorial, 300 pp. ISBN: 978-84-948088-1-4

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder