PROCESO SOBRE LOS BIENES DE ALVAR GÓMEZ EL ZAGAL y otros documentos finales sobre la tragedia del alcaide de Bona

Descripción / Resumen:

Algeria-Annaba-original

Algeria-Annaba-original

El inventario de los bienes de Alvar Gómez de Horozco, el Zagal, siempre presente su leyenda de que eran muy abundantes, y el cálculo de lo que se daría a su viuda Isabel Orozco y a sus hijos, descontadas las deudas y lo que pudiera corresponder a la corona, es de especial elocuencia a la hora de calibrar esa economía de frontera del momento; los esclavos o los caballos, el ganado o las pieles, los objetos de plata y similares o el dinero contante, daban unas cifras globales no demasiado acordes con esa leyenda que habían trazado sobre él sus enemigos, y en particular el veedor de Sicilia Miguel Vaguer. Sobre un total de casi 18.000 ducados totales, de los que se han de descontar más de 2.500 ducados, quedan para su familia unos 15.300 ducados, cerca de 5,8 millones de maravedís. Esa era la herencia que el desdichado Alvar Gómez, el Zagal, había logrado legar a su familia en España y que sin duda su protector, Francisco de los Cobos, que no moriría hasta 1547, haría llegar a sus descendientes.

 Del inventario y las cuentas del Zagal se sacan algunas posibles relaciones de interés para la sociedad estamental de aquel momento. De entrada, contando con que unos diez mil ducados eran el presupuesto anual de una familia nobiliaria media, los quince mil ducados del legado del Zagal era una cifra apreciable. El monto de la almoneda hecha con sus bienes en Bona ascendió a unos 5.000 ducados, lo mismo que la moneda en oro y plata hallada en su casa de Bona, que supuso unos 5.250 ducados, de los que su sobrino, Pero Godínez de Azebedo, tomó 40 ducados cuando se hizo cargo de la plaza provisionalmente, mientras llegaba el comendador Girón a Bona, a quien había mandado avisar por dos soldados de la guarnición. Del resto del capital acumulado por el Zagal, la partida mayor parece ser coral (unos 1.200 ducados) y en ganado, casi dos mil cabezas de ganado procedente de las cabalgadas, y que fueron tasadas en más de 3.500 ducados, sin los cueros.

 

Un capítulo especial en estas partidas son los caballos y los esclavos, valorados globalmente a igual precio por unidad, treinta ducados, a pesar de la singularidad de algunos ejemplares, sobre todo de caballos: uno de ellos se regaló a Carlos V y otro a Andrea Doria, por ejemplo, y de algunos de ellos se recuerda el nombre en el inventario y sus características de raza o color, lo que no sucede con los esclavos. Los 16 caballos y los 28 esclavos, por lo tanto, suponen casi tanto – a 30 ducados la unidad – como las cajas de coral almacenado, que Alvar Gómez quería controlar desde Bona como uno de los productos que podría justificar el mantenimiento del asentamiento en la ciudad.

 Particular interés muestra el legado testamentario de 200 ducados para una cristiana nueva, una cifra apreciable, sobre todo si se compara con el legado de menos de cien ducados para la morisca madre de las hijas del contador Penagos, de alguna manera su viuda. Sin duda podría pensarse, en ambos casos, en esos particulares matrimonios temporales y voluntarios o de barraganía, que convertía a esas mujeres en barraganas en ausencia de la esposa legal, de alguna manera.

Finalmente, la alusión al cambio del ducado en Bona a 390 maravedís, cuando los cálculos en Castilla se hacen a 375 maravedís, también indica o sugiere la existencia de grietas por donde se podrían obtener beneficios extraordinarios o especulativos desde esas fronteras.

 En otra carta de Miguel Vaguer, en donde reclama compensaciones personales a cuenta del legado del Zagal, comenta que en Sicilia es en donde los esclavos alcanzan mayor precio…

 

Un segundo pleito con la Corona por los herederos del Zagal se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid, que también recogemos como broche final, en el que se glosan los cargos y descargos, e incluso las condenas punto por punto, que harían rebajar ese cálculo global de los más de 15.000 ducados a casi la tercera parte… Pero ya ahí dejamos de calcular y elucubrar. Valga el conjunto como una invitación a una nueva narración, y nada más…

07-1-1545-proceso bienes del Zagal

07-2-1545-proceso bienes del Zagal

08-APENDICE-1539-1540-BARBARROJA-CONSEJO

Con esta entrega, terminamos el repertorio documental sobre el alcaide de Bona Alvar Gómez el Zagal, del que próximamente publicaremos un E-libro especial con este material actualizado y versiculado, al estilo del Archivo de la Frontera.

Ficha Técnica y Cronológica

  • Personajes: Alvar Gómez el Zagal, Isabel Orozco, Miguel de Penagos, Pedro de Ávila, Francisco de Montalvo, Licenciado Ronquillo, Alcaide Catillo, Comendador Hernando Girón, Alonso de Rincón, Licenciado Morillas, Licenciado Zarava, Doctor Xuárez, Cristóbal de Cueto, Pero Godínez de Azebedo, Abraham Moro, Juan Ximénez, Thomas Allo, Francisco Piñol, Juan Miguel Saenz, Andrea Doria, Pero Negro, Bautista Genovés, 28 esclavos de Bona, Agustín Despelta, Una cristiana nueva, Una morisca, Hijas del contador Penagos, Antonio Núñez, Francisco de Tovar,
  • Palabras clave: , , , , , , , , , ,
  • Autor de la fuente: varios
  • Título de la fuente:
  • Impresor:
  • Ediciones / Ediciones Críticas:
  • Archivo de procedencia: - / Volumen: - Sección: - - Legajo: Archivo de Simancas (legajo 465, d.56, leg. 468, doc. 76, y leg. 470, doc. 126) y Biblioteca Nacional de Madrid (Ms. 1-888-43) - Documentos:
  • Tipo de documento:Carta,Memoria,Relaciones / Estado: Transcripción,Actualización,Completo
  • Época: Moderna / Siglo: XVI DC / Año: 1540-1545
  • Zona geográfica: África,Mediterráneo / Localización: Madrid y La Goleta

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder