Cervantes y las asturianas: una metáfora intercultural pacificadora de interés global. En el Parador de Cangas de Onís, encuentro con Emilio Sola el viernes 22 de marzo-2019

CARTEL Cervantes y las asturianas-Cangas de Onís

CARTEL Cervantes y las asturianas-Cangas de Onís

Cervantes tiene una fijación especial con las mujeres asturianas y, así, hay un amplio panel de personajes femeninos a lo largo de su obra, y también en el Quijote mismo: en este caso nada más y nada menos que la contrafigura de Dulcinea del Toboso, la Maritornes, criada de la venta de La Mancha, palacio o castillo fingido, y la doña Rodríguez de la casa de los nobles aragoneses en donde Quijote y Sancho pasan sus aventuras palaciegas más reales. Hay otra serie de personajes, a los que suele llamar Cristina, que suelen ser también asturianas sirvientas pobres en casas de hidalgas ricas castellanas, y siempre personajes de gran vivacidad y alegría de vivir. Es uno de los arquetipos cervantinos, el hidalgo pobre, pues piensa que el mal de la España de su época es la pobreza de los hidalgos. Pero en donde el prototipo de asturiana alcanza su culmen es en la obra de teatro La Gran Sultana doña Catalina de Oviedo, una asturiana muy bella, cautivada por los corsarios, y que llega a ser la esposa del sultán de Turquía, a quien dará un heredero, un “otomano español”; quizá esa sea la metáfora literaria más refinada  y pacificadora de Cervantes, en la que intuye además, con siglos de antelación, y único en la literatura europea clásica, una suerte de interculturalismo extremo materializado en el matrimonio mixto, en la línea del concepto senequista de “permixtión”, glosado por su contemporáneo Pedro de Valencia, discípulo predilecto de Arias Montano.

 ” CERVANTES y las ASTURIANAS:

Una metáfora intercultural de interés global”

……La primera vez que leí el Quijote bien leído, de seguido y sin prisas, fue en Africa, en la antigua Berbería, en tierra de moros, a los cinco años de estar allí, y en honor a que Cervantes también se había pasado cinco años de su vida por aquellas tierras. Y me reía solo al leerlo, tan divertido era aquel caballero loco contándote cómo veía el mundo, cómo se maravillaba. Pero al mismo tiempo me sobresaltaba por ocurrencias del autor, Cervantes, sorprendentes, al menos como asturiano. Por ejemplo, la Maritornes, la criada de la venta de La Mancha castellana, fea y un poco tonta pero muy activa sexualmente, que tenía un novio o amante arriero de Arévalo, morisco, ¿por qué Cervantes la hacía asturiana?

Con el tiempo se me olvidó el asunto. Tenía mucho trabajo con lo que luego publiqué en un libro, con otro amigo profesor de Alcalá, que se tituló “Cervantes y la Berbería. Cervantes, mundo turco-berberisco y servicios secretos en la época de Felipe II”, todo lleno de corsarios berberiscos y espías españoles e italianos por Turquía y Africa en la época de Cervantes. Y no tuve tiempo de seguir con sus obras literarias; hasta que tuve que preparar un curso sobre “Tiempo de Cervantes”, y quise hacer más completo el programa. Y fue entonces cuando me empecé a encontrar con otras asturianas parecidas a Maritornes, pero más guapas y más listas; eso sí, siempre criadas de un ama hidalga castellana, sobre todo la de la obra de teatro “La entretenida”. Cristina de los Caroches de Oviedo, o Cristinita, es la criada de la hidalga de “La entretenida” y tiene un perfil reivindicativo que hoy nos suena hasta a feminista. Así, se lamenta de su condición: “¡Triste de la moza / a quien trujo el cielo / por casas ajenas!” , y se rebela contra un enamorado celoso que la tiene por suya cuando le dice: “¿Quién a tí a Cristina dio?” Pero lo más importante de su perfil como personaje es su vitalidad y actividad erótica, pues coquetea con los criados principales de la casa hasta hacer que peleen entre ellos al tiempo que se queja de su acoso sexual, diríamos hoy; una verdadera contrafigura del seductor “Don Juan”, el arquetipo del amante promiscuo pero varón. Llevando al extremo la paradoja, Cristina como femenino y diminutivo de Cristo, como algo pagana amorosa redentora. La feminidad que encierra en si misma la Vida y su secreta transmisión…..

                                                                                                                                                                                                                                         (Emilio Sola)

Como siempre os invitamos y animamos a todos aquellos que, por razones de proximidad podais hacerlo, a participar en este Encuentro en el espacio habitual de los Viernes: el Monasterio Benedictino de San Pedro de Villanueva.

Un fuerte abrazo

Dulce Mª Prida

 

2019-Cartel parador Cangas-Cervantes y las asturianas

Info Evento

  • Lugar: Biblioteca del Parador de Cangas de Onís, Villanueva (Asturias).
  • Fecha: Viernes 22 de marzo de 2019, 20h.
  • Organiza: Parador Nacional de Cangas de Onís
  • Web:
  • Teléfono:
  • Email:
  • Contacto: Dulce María Prida Vega

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder