DE COLORES Y DROGAS, por Pedro GARCÍA MARTÍN

Descripción / Resumen:

libro mexicano ColónLa Madre Tierra es fértil en todo tiempo y lugar. Las flores no son más que hojas de colores. La savia de algunas plantas embriaga los sentidos de los hombres. Por eso, cuando Cristóbal Colón desembarca en las Indias de ignotos paisajes, está convencido de haber alcanzado el Paraíso Terrenal.

El anhelado espacio primigenio, descrito por la Biblia como una eterna primavera que atempera la exuberancia vegetal, el aroma que mana de los cálices, el sabor dulce de los frutos, el exotismo animal, el delirio cromático de las aves y los grandes veneros de aguas dulces y saladas que corren cual ríos de la vida. El almirante no albergaba ninguna duda. Aquél Jardín en el Edén era una botica de excelentes perfumes y una droguería de preciosos colores.

Mas pasados un par de siglos, las expediciones botánicas patrocinadas por los monarcas ilustrados del Viejo Mundo, ya no ven indicios paradisíacos en la flora y la fauna de América, sino géneros de particular interés científico y material. El calificativo que José Celestino Mutis hace de los mismos como “tesoros de muchísimo valor”, nace de su preocupación cultural por las aplicaciones alimenticias, medicinales, industriales y ornamentales de las plantas.

Pero leídas sólo en clave de beneficios económicos, despertaron la ambición de mercaderes y contrabandistas, piratas y corsarios, que tratarán de apoderarse de ellas mediante el comercio legal, el tráfico clandestino o el pillaje del puro y duro abordaje. Máxime cuando las imágenes de unos productos exóticos tan apreciados empiezan a ser difundidas en círculos intelectuales y comerciales europeos mediante láminas y estampas, acuarelas y grabados, lo que facilitaba la localización de tan codiciadas presas. De ahí que esta revelación de los secretos botánicos, a despecho de que a dibujantes y pintores les moviesen intereses académicos y artísticos, fuese el banderazo de salida para una nueva carrera de Indias, cuyo premio al llegar a la meta no eran los metales preciosos, sino los vegetales apreciados.

De esta forma, por caminos paralelos y guiados por diferentes rosas de los vientos, aparecieron en el Siglo de las Luces los ilustradores de láminas botánicas y los cazadores de colores y de drogas.

Pedro García Martín-De colores y drogas

Ficha Técnica y Cronológica

  • Personajes: Cristobal Colón, José Celestino Mutis, Thierry de Menonville, Antonio Pigafetta, Roelandt Savery, Jan Brueghel, Frans Snyders, Hipólito Ruíz, Luis Neé, Alejandro Malaespina ,Martín Sessé, José Mariano Mociño, Alexander Humboldt, Antonio José Cavanilles, Pedro Loéfring, Karl von Linneo, José Antonio de Alzate, Juan Pablo Canals y Martí, Luis Fernández, Bernardino de Sahagún, Francisca Enríquez, Charles Marie de la Condomine, Hipólito Ruíz,
  • Palabras clave: , , , , , , , , ,
  • Autor de la fuente:
  • Título de la fuente:
  • Impresor:
  • Ediciones / Ediciones Críticas:
  • Archivo de procedencia: - / Volumen: - Sección: - - Legajo: - Documentos:
  • Tipo de documento:Ensayo / Estado:
    Warning: implode(): Invalid arguments passed in /homepages/27/d689284261/htdocs/archivodelafrontera/wp-content/themes/buddy/single-archivos.php on line 101
  • Época: Moderna / Siglo: - DC / Año: XVI-XVIII
  • Zona geográfica: América,Europa,Eurasia,Atlántico / Localización: América-España
Imagen de perfil de Emilio Sola
Profesor de Historia Moderna de la Universidad de Alcalá.

Ver perfil de Emilio Sola

Responder