VV.AA. CUERPO POLÍTICO NEGRO. Mireia Sentís (coordin.)

Descripción / Resumen:

SENTIS-cuerpo negro-01-portada

La misma imagen de la portada del libro es una pieza excepcional de Bill Traylor (Alabama, 1853-1949), un aparcero que a los 85 años comenzó a pintar en las calles de Montgomery, de una expresividad dramática emocionante.

DE LA DERROTA A UNA IDENTIDAD OPOSICIONAL Y LIBERADORA O LIBERTARIA…

 La variedad de trabajos y enfoques de esta compilación la convierten en un estupendo escaparate literario de algo tan americano como es la cuestión racial y sus potencialidades reflexivas y transformadoras. Desde el primer texto, de Zora Neale Hurston, “Qué se siente al ser yo de color”, la pasión supura por cada página: “En ciertos momentos no tengo raza, soy yo” (p.17). Lo mismo sucede con la carta a su sobrino, en el centenario de la emancipación, de James Baldwin, evocando a su abuelo muerto, al que no había conocido y había tenido una vida dura:

 Lo derrotaron, mucho antes de que lo derrotara la muerte,

porque en el fondo su alma se creyó a pies juntillas lo que los blancos decían de él.

[…] Sólo te pueden destruir si crees que eres realmente lo que el mundo blanco

llama un nigger. Te lo digo porque te quiero, y te ruego que no lo olvides nunca.

[…] Este país inocente te encerró en un gueto,

pues lo que en verdad quería era que perecieras.

[…] Tú naciste donde naciste y te enfrentaste al futuro al que te enfrentaste

porque eras negro, por ningún otro motivo.

[…] Los detalles y símbolos de tu vida han sido construidos deliberadamente

para que te creas lo que los blancos dicen de ti.

(pp. 19-22).

 El trabajo de June Jordan, “Eres lo que más me importa…”, es una lección magistral de black english que se convierte, poco a poco, en otro emotivo relato del tipo historias de vida a propósito de uno de sus estudiantes a quien la policía le mata a un hermano… El black english como lengua de una “cultura pretecnocrática e incluso antitecnológica”, en la que la presencia del sujeto es absoluta, no hay construcción pasiva posible, dominada por la presencia de vida, toda la acción transcurre en la lengua del presente de indicativo… Una clase magistral de una buena profesora con abundantes ejemplos explicativos y que transmite claridad y verismo.

 Lo mismo sucede con “Políticas de pelo negro”, en donde Kobena Mercer glosa el peinado como una forma de arte popular, que ha sido politizado en el sentido de que:

 “Si se habla de ‘buen pelo’ a la hora de describir  el pelo de una persona negra,

lo que se está diciendo es que su pelo parece ‘europeo’:

es liso, no demasiado rizado y tampoco tan ensortijado” (p. 58).

 Aunque por otro lado no deja de advertir que todo ese debate que plantea se refiere a los negros del Nuevo Mundo “que en las sociedades primermundistas, sostienen unas relaciones con la cultura euroamericana dominante notablemente diferentes de las que se dan en el Tercer Mundo” (p.77).

 Sugestivo también es el ensayo de bell hooks, en “Negritud postmoderna”, en la que se muestra como una persona empeñada en “hallar nuevas estrategias de resistencia” (p.99), con nuevo discurso apasionado y lúcido, siempre con esa emotividad que asoma en todas las páginas de la antología:

 Anhelo es la palabra que mejor describe el estado psicológico

compartido por muchos de nosotros, atravesando fronteras de raza,

clase, género y práctica sexual. Específicamente,

en relación con la desconstrucción  posmoderna de los ‘relatos imperantes’,

el anhelo que mora en los corazones y las mentes de quienes han sido

silenciados por ellos en el anhelo de una voz crítica” (p. 101).

 Citando unas palabras de Lawrence Grossberg, sobre el rap y el rapero, consigue una formulación sapiencial y maestra por lo clarificadora también:

 Ofrecen formas de empoderamiento no solo frente al nihilismo,

sino precisamente a través de las formas del nihilismo mismo:

un nihilismo empoderante, un momento de positividad a través

de la producción y la estructuración de las relaciones afectivas (ibd.).

 Y con una suerte de conclusión estimulante:

 No se trata de reproducir los grandes relatos modernos de la autoridad,

que privilegian algunas voces negando otras. Parte de nuestra lucha

por alcanzar una subjetividad radical y negra consiste en la búsqueda

de vías para construir una identidad que sea oposicional y liberadora (p.103).

SENTÍS-Cuerpo político negro-2017

Archivos Adjuntos

Ficha Técnica

  • Temática: Estupendo escaparate literario de algo tan americano como es la cuestión racial y sus potencialidades reflexivas y transformadoras.
  • Palabras clave: , , , ,
  • Zona geográfica: África,América
  • Cita Bibliográfica: VV.AA.: CUERPO POLÍTICO NEGRO. Mireia Sentís (coordin.) Madrid, 2017, Ediciones de Oriente y el Mediterráneo

Ver perfil de Arráez Frontera

Responder